DIY cuadro huellas.

Hola bonitas, os quiero enseñar mi cuadrito recuerdo de mis “chicos”.

La verdad es que esto se me ocurrió cuando fuimos a comprar un regalo para el recién nacido de unos amigos. Cuando dijimos que nos podíamos llevar un kit para nosotros (que son carísimos por cierto) y nos preguntó la dependienta del Corte que cuántos teníamos. Pues bien, tenemos estas preciosidades que veis aquí, os los presento, son, de izquierda a derecha, Nes Nam, Suri y Leo. Tres amores que han ido llegando de poco a poco y que ya ocupan un espacio tan grande que no sabría cómo vivir sin ellos.

Aquí están, se han puesto elegantes y todo para la presentación en sociedad.

Aquí están, se han puesto elegantes y todo para la presentación en sociedad.

El cuadrito recuerdo que hice de sus patitas está a la entrada de la casa.  La arcilla con la que hacerlo es utilizable también para pequeñas personitas puesto que no es tóxica, se usa para trabajos escolares.  Así que también podréis inmortalizar los pequeños piececitos de vuestros chicos, sus manitas, etc.

Las huellas, un gran recuerdo que durará siempre, han crecido desde entonces pero recordaré siempre como dejaron esa huella en la arcilla y en mi.

Las huellas, un gran recuerdo que durará siempre, han crecido desde entonces pero recordaré siempre como dejaron esa huella en la arcilla y en mi.

Necesitamos lo siguiente:

  • Arcilla blanca
  • Rotulador (en mi caso negro) para que quede mas clara la huella impresa en la arcilla
  • Cartulina para el fondo del cuadro
  • Un marco de los baratitos de IKEA
PicCollage

Rotulador, cartulina, arcilla blanca y marco.

Los pasos son bien sencillos:

  1. Amasar y extender la arcilla, podéis ayudaros de un rodillo por ejemplo.
  2. Marcar la huella que queramos tomar
  3. Cortar el trozo de arcilla con la huella
  4. Dejar secar
  5. Pintar la huella, si se desea, con rotulador para que se vea más
  6. Recortar la cartulina al tamaño del fondo del marco elegido
  7. Pegar los trozos de arcilla con la huella a la cartulina
  8. Colocar en el marco y… voila, ya tenemos nuestro pequeño gran recuerdo,

Si queréis después de pintar la huella con rotulador y dejarlo secar, podéis aplicar algo de cola, de la normalita blanca liquida que venden en los bazares del todo a 1€ por encima, eso le dará brillo y no quedará tan mate.

 

Espero que os haya gustado la idea.  Yo tengo mala memoria, y todos los trocitos de presente que puedo inmortalizar para más adelante me chiflan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s